sábado, 20 de abril de 2019

CUATRO RESTAURANTES POR EL PRECIO DE UNO


DOS RESTAURANTES EN ARANJUEZ Y OTROS DOS DE PROPINA

No he tenido más remedio que ir a Madrid con mi señora durante esta Semana Santa. Mi hija nos regaló unas entradas para ver el musical El Medico, su primer regalo, y, aunque no teníamos ni chispas de ganas, pues hemos tenido que ir y de camino aprovechar para hacer una pequeña ruta gastronómica.



Odio entrar con el coche en Madrid, así que el primer día decidimos visitar y quedarnos en Aranjuez, el segundo coger el tren e irnos a Madrid y el tercero volver en tren a Aranjuez y de vuelta para Sevilla hacer una parada en Valdepeñas, que es un sitio que nos encanta y  donde hay un restaurante al que le tenemos mucha fe.

ARANJUEZ. Almuerzo en DE PIKOTEO. C/ De la Florida 84.  655 81 44 35

Me he dejado llevar por la guía Tripdavisor y hemos comido en De Pikoteo. En ese momento y según dicha guía el tercer mejor restaurante de la villa. Lo hemos elegido por ser menos formal que otros y por las tapas.

Es un local un poco apartado de la zona de ambiente y pequeñito. Cuando llegamos en la barra había algunos agricultores tomando un vinito y hablando de sus cosas. Pedimos una cerveza y nos ponen de aperitivo unos trocitos de chistorras con pimientos fritos.



Ya en la mesa pedimos:

Un par de croquetones de jamón. Bastante buenas



Un revuelto de patatas con huevos, morcilla y piñones.  Generosísimo, con 4 huevos



Pulpo a la plancha. Bastante bueno.



Comida casera sin pretensiones.  Las dos cervezas de rigor, una botella de vino y la comida 51 euros.

ARANJUEZ. Cena en CASA JOSÉ. / Abastos 32.     918 91 14 88

Autentico descubrimiento y por pura casualidad. Buscábamos otro, estaba cerrado y nos encontramos este. Un flechazo. Estuvimos en “El Atelier”, un espacio en la planta baja abierto a la cocina con unas mesas muy novedosas.



Todo lo contrario del de este mañana. La exquisitez en todo su apogeo. Una carta magnifica y cada propuesta mejor que la anterior. La  cocinera, Anita, con manos de ángel y el señor que nos atendió no pudo ser más amable y eficaz. Hasta el punto que después de probar sus espárragos se ofreció a vendernos un par de manojos de su propia producción para traérnoslos a Sevilla. Por cierto los espárragos nos lo entregó en persona el chef y alma mater del establecimiento Fernando del Cerro, del que posteriormente he leído un elogioso y merecido artículo de mi amigo José Carlos Capel

Después del atracón de la  mañana solo pedimos

Espárragos de Aranjuez fritos. Los mejores con diferencia que he comido nunca

Estos son los que me traje para Sevilla. De este tamaño eran los que nos pusieron


Smorrebrod de Herring. La mejor tapa que he probado en los últimos años. Sobre una gruesa lasca de pan una ensalada de hojas, encurtido de arenques rebajado en limón, ensalada de cítricos, aros de hinojo y granizada de apio. Sublime.


En la carta auténticas virguerías como una Empanada crujiente de tirabeques y gurumelos, que volveré un día de estos a probar y que pienso intentar hacer ya que tengo una buena reserva de ambas cosas.

El precio muy bien, teniendo en cuenta la calidad y el servicio.

Porque teníamos que estar al día siguiente en Madrid, sino nos quedamos en Aranjuez solo para probar otros platos de la carta, pero volveré sin duda alguna más pronto que tarde.

MADRID. Almuerzo en HERMANOS VALDIVIESOS. C/ Fray Luis de León, 7      910 70 34 76

Otra casualidad de esas que te endulzan la vida. En una esquina de Lavapiés, muy cera de Atocha dimos con esta joyita después de patear el barrio y no encontrar un sitio que nos llenara. Llegamos y estaba a tope, barra y mesas, todo ocupado. Media hora de espera y nos sentamos.

El bar es minúsculo, atendido por dos chavales, uno dentro de la barra y el otro, Carlos,  haciendo de cicerone fuera de ella. Teniendo en cuenta las dimensiones del bar la carta es amplia y además tiene platos extras del día.

Buena carta de vinos y nos dejamos guiar por ellos. De aperitivo y mientras esperábamos nos pusieron un pollo con especias indias y piña que era una exquisitez. De comida pedimos:

Calamar de potera con patatas panaderas. Era el plato del día y todo el mundo lo estaba pidiendo. 6,5 €. Una maravilla



Pechuga de pollo de corral con pesto, noodles y langostinos. Si estéticamente ya sobresale, de sabor para tocarle las palmas.




8 copas de vino, los dos platos, y dos cafés 37 euros. Un lujo.

VALDEPEÑAS. Almuerzo LA FONDA DE ALBERTO. Calle Cristo 67, 926 31 61 76


Un clásico de Valdepeñas. Destino fijo nuestro cada vez que pasamos por esa ciudad. Esta vez no nos hemos quedado en la barra de tapas y teníamos reservada mesa en el salón.
La mesa impecable y amplia. El servicio de pan espectacular.

Con la primera cerveza mientras vemos la carta nos ponen aceitunas y un entrante de salmón marinado casero
.
Nos cuesta decidirnos pero al final optamos por una botella de Corcovo roble y de comida:

Ensalada de perdiz escabechada.
Ni un pero que ponerle


Albóndigas de chocos.
Esponjosas y suaves. Deliciosas.


Paletilla de cabrito al horno deshuesada.
Mi mujer se deshacía en alabanzas.


Sorbete de limón.

Este sitio siempre es una apuesta supersegura.




71 euros total. Lo merece la comida, el sitio y el servicio.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

SI HAS LLEGADO HASTA AQUÍ, HAZ UN COMENTARIO. ME ALEGRARÁS EL DÍA Y NO DUDES QUE TE CONTESTARÉ, AUNQUE SÓLO SEA PARA DECIRTE "GRACIAS AMIGO"