lunes, 24 de junio de 2013

A MIS QUERIDOS ALUMNOS QUE ME ABANDONAN.......... COMO EL DESODORANTE


LO QUE OS HE SUFRIDO............... Y DISFRUTADO

Siempre he dado clase en los cursos terminales (bueno los primeros años daba lo que me dejaban dar, pero cuando le cogí la onda al asunto…), durante doce años sólo impartí en 2º de Bachillerato preparando a sangre y fuego a la muchachada para la selectividad y disfrutaba como un cosaco haciendo que se esforzaran al máximo y sacándoles el mayor partido a sus capacidades; luego, cuando me vine a Gelves (13 añitos ya) al incorporarme a un  Centro sólo de secundaria se me acabó el chollo pero me apunté al carro de 4º de la ESO y entre la reducción por jefatura de estudios y que yo soy el que hago los horarios pues que siempre he tenido la opción de elegir lo que he querido y siempre, siempre, siempre he preferido darle clase a los mayores.
Las ganadoras ex-aequo del premio extraordinario al mejor expediente:
Inés y Ana María. Hermoso colofón a cuatro años de trabajo

Hace cuatro años me dio un aire, uno de esos arrebatos inconscientes que te cambian la vida y me planteé un nuevo reto: coger a los tres cursos de primero y llevarlos año a año hasta que acabasen en cuarto. Dicho y hecho. Cuatro años compartiendo parte de mi vida con unos pipiolos, viéndolos crecer y madurar, con sus momentos malos, otros no tan malos y muchos estupendos.

La primera sensación que recuerdo es de sorpresa, ¡que chicos!, que digo chicos, minúsculos, infantiles, enanitos cargados con enormes mochilas llenas de libracos que parece los van a aplastar contra el suelo, incapaces de soportar tamaño peso.
Cada día llegan más pequeñitos al instituto” pensaba mientras los miraba incrédulo. Pitufinos asustados ante mi presencia, cierto es que el asunto se las traía: jefe de estudios, serio, con bigote y encima dando matemáticas. La releche en verso.
Ni queriendo se puede tener más mala suerte”, pensaban más de uno.
¿Dónde me he metido? mascullaban por lo bajini otros.

Yo en clase sonreía ante su bisoñez, los picaba, los sacaba constantemente a la pizarra y los premiaba con estruendosos halagos cuando el resultado de sus cuitas eran acertadas. En poco más de un mes se peleaban por salir al encerado, tanto que en estos cuatro largos y hermosos años he tenido que tener una lista con turnos estrictos para salir a la pizarra so pena de enfados y recriminaciones y a pesar de ellos constantemente me han tirado a  la cara comentarios del tipo “ofu, profe, hace tres días que no salgo a la pizarra, me tiene manía”por fulanita salió ayer y hoy ha vuelto a salir, esto no es justo”


Algunos de mis alumn@s en la fiesta de fin de curso: Estrella, Marta,Virginia, Alejandro y David
También es verdad que cuando las cosas pintaban bastos, y lo han pintado muchas veces, los he fustigado duramente no con suspensos y castigos, no, sino con el lenguaje, a base de ironías y sarcasmos, dándole donde más les dolía, incentivándolos, haciéndoles hervir la sangre, cuando alguno ha ido de sobrado ya me encargaba yo de rebajarle los humos ipso facto dejándolo en evidencia delante de sus compañeros; método que, por cierto, me ha dado excelentes resultados aunque, justo es reconocerlo, al final de su etapa en el instituto, en cuarto, me tenían cogida la onda de tal manera que a veces era yo el sujeto de sus chanzas.

No se puede estar más guapa
Ana, Laura y Ángela

Lo he pasado francamente bien con mis alumnos y se me llena la boca cuando digo mis alumnos, aunque nunca lo voy a reconocer delante de ellos, tampoco hace falta, ellos lo saben. En estos últimos días de clase, cuando ya todo el pescado estaba vendido, ellas, más zalameras que lo chicos,  me han soltado una y mil veces: “profe, que va a hacer el año que viene sin nosotras” “anda que no nos vas a echar de menos” y yo, condescendiente, las miraba y decía “Por Dios, si estoy loco por perderos de vista, cuatro años de suplicio es suficiente, largaros de una puñetera vez y volveré a ser feliz”

Muchos recuerdo atesorados, muchos alumnos que se han quedado por el camino y otros que se han incorporado llenando los huecos vacíos, a algunos les he exigido mucho, con otros (los menos dotados) me he conformado y los he premiado por su trabajo diario, unos cuantos me han desilusionado un poquito y muchos me han demostrado que serán personas trabajadoras, honradas y cabales, que no es poca cosa para la que está cayendo.

En la fiesta de fin de curso, en su fiesta de graduación, viéndolos vestidos con sus trajes de gala, sus corbatas a juego, sus taconazos de vértigo, luciendo sus esplendidos e inconscientes 16 años, los miraba y veía el trascurrir de cuatro lentos años, el lento fluir del tiempo y la maravillosa labor que ha realizado en ellos.

Me siento orgulloso de haber contribuido un poquito en todo este proceso, amén de haberles enseñado algo de matemáticas por el camino, aunque sinceramente no creo que eso haya sido lo más importante, lo realmente importante es que los he convencido de que con voluntad, perseverancia y trabajo se consiguen los objetivos programados, de haberles dado algunas herramientas que le serán de mucha utilidad en un futuro cercano y de imbuirles del sentimiento “yes we can” que tan de moda ha puesto ese señor negro del que no recuerdo el nombre.

Sirvan estas cuatro torpes líneas para agradecerles todo lo que me han aportado estos cuatro cursos, porque, si ponemos en una balanza lo dado y lo recibido, sin duda de ningún tipo, yo he salido ganando.

Muchas gracias por vuestro cariño.



28 comentarios:

  1. Ana María: Ayy profesor!! Que se me han saltado hasta las lágrimas!! Cómo sabía yo que nos ibas a echar de menos...jjajaja Muchísimas gracias por estos 4 años, espero verte pronto cuando vaya de visita al instituto!! Un beso fuerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No pienso caer en la sensiblería de contestarte, bastante en evidencia me he puesto ya con la entradita.

      Eliminar
  2. Laura Vicente :
    Que bonitoooo jajajaj no te preocupes que nosotr@s iremos a verte más de una vez para que nos expliques algún que otro problemilla . MUCHAS GRACIAS POR ESTOS INOLVIDABLES AÑOS, no lo olvidaré nunca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laurita no te quiero ver en los próximos nueve meses, como mínimo, luego ya veremos.

      Eliminar
  3. Profesor, me siento muy orgullosa de que yo sea una de esas alumnas. Ya sabiamos que después de 4 años algo de cariño nos has cogido, pero tengo que reconocer que yo, personalmente, a ti tambien te lo he cogido... 4 años dia tras dia aguantandonos mutuamente da para mucho jajajaja Siempre diré que Ricardo, el jefe de estudios ha sido como un padre para nosotros y nunca me cansaré de decirlo.
    Muchas gracias por todos los momentos vividos en clase y espero que le vaya bien en el nuevo curso.
    Un fuerte abrazo. Marta Ramírez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si soy cómo tu padre te vendo el mulo y no vas a al Rocío. Date con un canto en los dientes de lo bien que has escapado.

      Eliminar
  4. Afortunados hemos sido todos de haber podido tener un gran profesor y persona como tú (no pongo 'usted' porque ya nos tenemos muy vistos) Todo un ejemplo para mi personalmente.
    A ver que vamos a hacer el año que viene sin esas explicaciones mascaditas mascaditas. Pero en fin, todo lo bueno se acaba. Ha sido un placer PROFESOR! Espero mantener algún contacto aunque sea por los blogs! un abrazo enorme de Virgin!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Virginia. El año que viene te comerás (os comeréis) el mundo, ya lo estoy viendo.

      Eliminar
  5. Que bonito :') Profesor, solo me ha dado 2 años de clase pero sinceramente puedo decir que ningun otro profesor explica tan bien como usted :) gracias por su paciencia, saludos y que tenga un buen verano :)
    bss de Rebeca

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miss Shumperli: thanks for your kind words.
      Honestly I think you'd have to be more generous and make us partakers of all that inner wealth you have.

      Eliminar
  6. Llorando me tienes, Ricardo. Es tan verdad que les cogemos cariño y disfrutamos y sufrimos con ellos... Que tengas buen verano!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy a pesar nuestro, Ana, muy a pesar nuestro. Que disfrutes de la y con la familia este veranito

      Eliminar
  7. Elena González: lo he visto tarde profe pero no importa, muy bonitas palabras hacia nosotros jejeje. me siento orgullosa de haberte tenido durante cuatro años, nunca se le olvidará,espero que pase un buen verano profe,un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Elena, este año lo hemos tenido duro tu y yo, te has ganado más de una bronca. Tienes un instante en que te cambias, un sólo momento, luego vuelves a la sonrisa, pero ese puñetero instante...
      No sabes lo que te agradezco el beso que me distes en la fiesta, me encantó que me lo pidieras y aún más dártelo. Fue sellar una pequeña guerra que nunca existió pero que siempre estuvo latente.

      Eliminar
  8. Inés Flores Fernández27 de junio de 2013, 10:41

    Inés: Quiero agradecerle todo lo que me ha enseñado en estos 4 años, haciéndome perder el miedo a las matemáticas y al mismo tiempo descubrir que podemos conseguir todo lo que nos proponemos. En mi memoria siempre estará presente por ser un modelo de motivación. ¡MUCHAS GRACIAS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inés tu si que eres un modelo de compromiso y trabajo. Teniendo alumnas de tu talante dar clase es muy muy fácil. Eres el perfecto ejemplo de que si se quiere se puede, aunque tu has llegado algunos peldaños más alto. Disfruta.

      Eliminar
  9. Pero... ¿Es que solo tienes alumnas? y ¿son todas así de guapas?
    ¡¡¡Qué envidia!!!

    Ya en serio, se nota que en el insti eres tam buen profesor como en el pádel magnífico compañero.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, no se quien eres pero es evidente que jugamos juntos al pádel, recuérdame que te invite a un par de cervezas.

      Eliminar
  10. Alejandro Porras: Profesor, yo sabía que algo de esto nos ibas a dedicar cuando ves que de verdad nos vas a echar de menos ;)
    Ricardo, decirte que eres un profesor estupendo, que estos cuatro años de ESO han sido estupendo en las mates y tambien en cosas que te haya tenido que contar porque eras uno de los pocos profesores con el que se podía hablar de asuntos personales de cada uno, porque si algo nos pasaba serio con algunos amigos o en la familia y te lo contábamos sabíamos que tú primero nos dirías uno de esos "pues abiatelas tu solito que eres mu grande ya" pero despues nos ayudabas.
    Agradecerte de verdad todo lo que has hecho por cada uno de nosotros.
    Te echaré de menos, aunque tu al porculero y pelotero del Porras también y más teniendo a otro Porras en el centro.
    Cuidate, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Porras eres un artista, todavía me acuerdo del primer día de clase en primero cuando te presentaste diciendo que eras el showman de la clase y contaste un chiste. Llevabas razón, lo que entonces no sabía es que eras mucho más que eso. Un abrazo.

      Eliminar
  11. Sandra: Profesor es lo mas bonito que he leido en la vida :'') (eres todo un poeta, escribes super bien, podrias hacerte escritor y todo) para mi tambien ha sido un placer tenerte estos cuatro años de profesor. Eres con diferencia el profesor al que mas echare de menos y al que mas cariño he cogido. Cuando vaya de visita al instituto seras el primer profesor al que visite. En la fiesta me quede con las ganas de echarme una foto con usted y poder despedirme en condiciones. Cuatro años hacen mucho, como echar de menos a ese profesor que ha estado contigo y te ha ayudado desde el principio. Gracias Ricardo por estos maravillosos años, para mi has sido el mejor profesor. Y creo que puedo decir con seguridad que todos te echaremos de menos.
    Hasta lo mas pronto posible. Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sandra gracias por tus cariñosas palabras. Durante estos cuatro años siempre has estado en el tobogán, subiendo y bajando; hoy sí, mañana no, pasado puede. Al final los arreones te han salvado pero eso no ocurrirá siempre, tienes que cambiar tu modelo de trabajo y madurar para afrontar el bachillerato con un mínimo de garantías.

      Eliminar
  12. No sé como agradecerle los cuatro maravillosos años con usted,en los que no solo he aprendido matemáticas, sino otras cosas que muy posiblemente me servirán mucho más en la vida. No solo será mi profesor de matemáticas ni mi jefe de estudios, sino que por ahora es nada menos que mi modelo a seguir con respecto a mis estudios, ya que en un principio mi único planteamiento es estudiar matemáticas, y en esto, no me identifico con nadie mejor que con usted. Dar las gracias de nuevo por estos cuatro años que, no será lo último porque nos veremos por allí cuando vaya de visita. Tu blog, al ser un maniático de la escritura, lo sigo desde cerca y aprecio bastante. Se le echará mucho de menos en los próximos años, pero no podemos hacer nada, solo desearle lo mejor y que tenga la suerte de que las generaciones próximas sean tan buenas y divertidas como la nuestra jeje. Un abrazo, y seguiremos en contacto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre he esperado más de ti, sin duda eres el mejor dotado (con amplia diferencia) de todos mis alumn@s para las mates, el problema es que has ido en bicicleta cuando los demás corrían y eso te ha hecho perder perspectiva. Si de verdad quieres llegar a algo empieza a ponerte las pilas y no te conformes con estudiar los últimos cinco minutos. Exigente un poco más y no te conformes con el ocho. Aunque no me creas no soy un buen modelo a seguir en cuestión de estudios. Échale cojones a los estudios y cómete el mundo.

      Eliminar
  13. AnaVillalba: Lo he visto demasiado tarde lo se, porque no encontraba manera de ver la entrada, pero bueno aun así se merece mi opinión , tampoco me voy a enrollar mucho porque por mi me llevaría una tarde entera diciéndole esto, pero en resumen , que gracias por estar con nosotros estos 4 años , nos has demostrado que un profesor puede llegar a ser una persona a la que quieras mucho y eso es lo que nos pasa con usted, en estos 4 años no solo se ha comportado como un profesor si no como un padre para nosotros, has vivido nuestros momentos malos, pesados y divertidos , porque yo por lo menos me reía muchísimo en clase, y por esos momentos en los que necesitaba apoyo y usted me ayudo, la verdad que le echamos mucho de menos , ya no como profesor si no como amigo nuestro, y si que le vamos a tener siempre ahí usted a nosotros, te queremos mucho profesor y de nuevo repito GRACIAS POR ESTOS 4 AÑOS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, tu me enseñaste algo muy importante, a vencer con buena cara los imponderables de la vida, tu ejemplo ha sido explendido. Hoy eres cien veces mejor que hace tres años.

      Eliminar
  14. Resulta paradójico llegar hasta aquí buscando una receta de boquerones en vinagre. Y resulta tremendamente gratificante leer, aunque con el pudor del intruso, los comentarios de sus alumnos y sus respuestas.
    Enhorabuena profesor. Ojalá todos los profesores tuvieran el mismo entusiasmo y vocación que usted en la maravillosa tarea de formar a nuestros hijos. No pierda jamás esa magia. Un saludo desde La Rioja. Ana Sanz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ana, ojala no pierda nunca el entusiasmo porque entonces ya no valdré para esto.

      Eliminar

SI HAS LLEGADO HASTA AQUÍ, HAZ UN COMENTARIO. ME ALEGRARÁS EL DÍA Y NO DUDES QUE TE CONTESTARÉ, AUNQUE SÓLO SEA PARA DECIRTE "GRACIAS AMIGO"