lunes, 15 de octubre de 2018

14/10/2018. COTIDIANO


Las dos acepciones que la RAE da del vocablo “cotidiano” son:
1.- Adjetivo: diario
2.- Que ocurre con frecuencia, habitual

No son ninguna de estas dos cosas de las que voy a escribir aquí y ahora. Voy a relatar mi estancia de este domingo en el Restaurante Cotidiano, sito en la calle López de Arenas, en Sevilla; en el barrio del Arenal, a espaldas de la cuna del toreo, La Real Maestranza, donde confluyen la calle Pastor y Landero con la taurina calle Adriano. Aunque hoy precisamente no era ambiente taurino el que se respiraba por esos lares, ya que todos los bares y terrazas de la zona estaban invadidos por una marea de hooligans ingleses, ahítos de cervezas, que han venido a la ciudad a ver como su selección pierde mañana lunes en el Benito Villamarín.




miércoles, 3 de octubre de 2018

29/09/2018. PEKO PEKO


PEKO PEKO. Sevilla, 29 de Septiembre de 2018

Normalmente pongo en cuarentena ciertos tipos de establecimientos, me da cierta pereza y casi siempre acabo por no visitarlos, y este precisamente era uno que tenía todas las papeletas para que hubiese pasado olímpicamente de él. Varias son las razones que podría tener para ello, veamos:



El tipo de comida (peruana fusión) me encanta, pero después de patear Perú casi todo lo que posteriormente he comido por estos lares deja muy mucho que desear.

martes, 26 de junio de 2018

27/06/2018. BODEGA RESTAURANTE BERNARDINO



Cuando se quiere recomendar brevedad y concisión, a la hora de realizar o explicar cualquier cosa, suele utilizarse la expresión "lo bueno si breve, dos veces bueno", del gran Baltasar Gracián. Al hilo de la reflexión anterior y abusando de ella, en estos últimos años , la cocina ha seguido un derrotero bien distinto del pregonado por ese célebre aforismo y nos hemos olvidado un poco, o un mucho, de las elaboraciones simples que priman por encima de todo la calidad del producto sin enmascaramientos ni artificios. 

Viene esto a cuento por el establecimiento que no ha mucho me recomendó mi compañero de trabajo Enrique Bendala y que este fin de semana he visitado por partida doble y con doble deleite. Enrique es un tremendo sibarita de gusto educado y fino y siempre sus consejos son garantías de éxito.




miércoles, 14 de marzo de 2018

MAZAS DE POLLO AL HORNO

Un hombre con pereza es un reloj sin cuerda. 


          Bueno pues eso es precisamente lo que me está pasando a mí con este blog: me da tela telita de pereza escribir en él, ponerme a pergeñar cuatro líneas con una mínima coherencia y estilo. 

          Últimamente no estoy saliendo mucho a comer a sitios nuevos, cierto es que sí salgo con bastante asiduidad, pero lo estoy haciendo a viejos y queridos conocidos de antaño, a esos lugares fieles a los que uno siempre vuelve y en los que uno se siente como en casa: Catalina, Chivas, Casa Paco, Zelay...

¡Madre mía, como he dejado el plato!

jueves, 7 de diciembre de 2017

06/12/2017. MAMARRACHA

-          - Mamarracha.
-      - Tu madre en pijama, capullo. ¿Se puede saber a qué viene esto?
-       - Que no, chati, que no es a ti
-       - ¿Cómo qué no, entonces a quién?¿Acaso hay alguien más en casa?
-      - Que no cariño, que no te digo que seas una mamarracha. Líbreme Dios siquiera de tener tal atrevimiento, de pasárseme por la imaginación tal temeridad. Me refería al nombre del local donde vamos a ir a comer hoy.
-     - ¿Seguro? ¿No estarás aprovechándote de las circunstancias para, como Quevedo, darme gato por liebre?
-      - ¡Cariño!¿Parece que no me conoces?
-      - No, si por eso lo digo…….



sábado, 18 de noviembre de 2017

UNA ORIGINAL FIDEUA 

Esta entrada va dedicada a mi amiga Mariángeles, la señora esposa de D. Rafael Moreno
Los cuatro, Rafael, Mariangeles, Eva y yo tomando una copa en Casa Paco
Hace unos meses los arriba nombrados tuvieron la gentileza de invitarnos a Eva y a mí a compartir con ellos un comida en su casa. Más de una y de dos veces nos juntamos para tomar unas copas, comer o simplemente charlar, bueno eso de simplemente charlar lo dejamos de lado, eso es para el trabajo, y cuando nos juntamos los cuatro no estamos precisamente trabajando.